Durante los primeros 15 días de mayo, el precio al consumidor del aguacate aumentó 122.44% a tasa anual en el país, debido a la detonación de la demanda externa de este producto, así como a la depreciación del peso frente al dólar.

Este aumento de la cotización del fruto significó el mayor nivel en alrededor de 18 años, cuando se registró una variación anual de 201.78% en la segunda quincena de agosto de 1999, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De hecho, el denominado oro verde fue el objeto de gasto que obtuvo el mayor ascenso en su precio en México, en el periodo de referencia.

Kristobal Meléndez, investigador del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), explicó que el comportamiento del aguacate se debió a la alta demanda de Estados Unidos, “es un producto que se ha exportado, entonces se presentó una menor disponibilidad para el consumo nacional y esto ha incrementado el precio”.

Precisó que los productores buscan colocar el fruto al mayor precio posible, por lo que prefieren vender al exterior y, además, se ha visto un impacto en la calidad.

“Se está exportando, principalmente, el aguacate de mayor calidad y se queda en México el de menor calidad”, añadió.

De igual manera, José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (Idic), dijo que “el aguacate está teniendo un alto perfil de exportación, los productores están enviando la mayor parte de lo que generan hacia el mercado externo, donde se paga en dólares (…) Ante el boom exportador queda menos para el mercado nacional, y a precios más altos”.

Raymundo Tenorio, director de la carrera de Economía y Finanzas del Tecnológico de Monterrey, expuso que “los aguacateros e intermediarios, principalmente estos últimos, han encontrado canales muy eficientes de exportación”.

En el mismo sentido, Alberto Goyeneche, especialista de la Universidad Panamericana (UP), agregó que “Estados Unidos, que es el principal consumidor de las exportaciones de aguacate, duplicó su consumo en los últimos 10 años (…) se empezó a demandar mucho producto (…) hasta en 8 dólares se llegó a dar el kilo colocado en el país vecino”.

En los primeros tres meses del año, el valor total de las exportaciones de aguacate ascendió a 647.3 millones de dólares, lo que representó un aumento anual de 52.0%; para un primer trimestre, este 2017 se registró el mayor incremento en los últimos 14 años.

Sobre las expectativas en torno a los precios de este bien, el investigador del CIEP enfatizó que si hubiera una inversión suficiente para una mayor producción del aguacate, eso serviría para que los precios pudieran disminuir en el futuro.

Raymundo Tenorio concluyó que actualmente “el consumo internacional está pasando por su mejor momento”.

Fuente: El Economista